A tu mascota le gustan las cámaras de acción

Perro con GoPro
¿No pensáis que está monísimo con esa cámara a la espalda? Imagen por Richard Masoner

Cuando pensamos en una cámara de acción pensamos quizá en acoplárnosla en el casco para llevarla cuando esquiemos, o quizá en anclarla al manillar de nuestra bicicleta o de nuestra moto. Se nos ocurre también usarla con una de esas boyas flotantes y jugar con ella de este modo en la playa o en una piscina. Hay muchas formas de usar una cámara de acción y no todas tienen por qué ser deportivasextremas. Lo que hoy os quiero enseñar es una forma alternativa de usar nuestra cámara de acción: a través de un perro.

Salir a la calle es un momento precioso para un perro deseoso de ver, oler y orinar el mundo. Y salir a la calle para ir a jugar a la nieve todavía más.

Otro perro paseando por la nieve; en este caso en vez de GoPro el dueño ha decidido apostar por una Polaroid Cube, igualmente competente para este caso. La Polaroid Cube mola porque además de ser más compacta es resistente al agua sin necesidad de carcasa extra.

No te pierdas a Walter corriendo con la GoPro de su dueño. O quizá sea suya, no lo sé. Es una estupenda forma de ver el mundo desde el punto de vista de este maravilloso labrador.

Tampoco podemos perdernos lo bonito que es ver el mundo a través de la vida de tus cuatro gatos. Cuatro cámaras GoPro, cuatro collares y cuatro gatos dispuestos a enseñarnos lo que hacen cuando no hay nadie en casa. ¿No sería una genial una película que versara sobre eso?

En fin. Las cámaras de acción, por pequeñas, compactas y competentes, son ideales también para este tipo de vídeos. Así que si tenéis una haced lo que decía Joaquín Prat hace años¡a jugar!

Manu Mateos Autor

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *